miércoles, 22 de noviembre de 2017

La UDO repartida en pedacitos




Tomás Rivilla calzó sus botas de mil leguas y avanzo hasta  pueblos remoto del Oriente en busca de firmas y respaldo para la Universidad:  “General devuélva a Guayana su Universidad de otros tiempos” decía la valla de su Refresquería.  Pero el Dictador nada quería con universitarios opuestos a su Gobierno hasta que llego Edgar Sanabria y creó la UDO repartida en pedacitos en los Estados del Oriente.

martes, 21 de noviembre de 2017

San Félix un pueblo de avanzada



San Félix de Guayana fue fundado por los Capuchinos como punto de avanzada hacia la selva del Yuruari y contaba con dos puertos fluviales: San Joaquín en el Caroní y Puerto de Tablas en el Orinoco.  Nunca ha celebrado las festividades de su Patrono, pero si las de la Purísimo Concepción, la única advocación de la Virgen con escote, según Milagros Figueroa.

lunes, 20 de noviembre de 2017

La Octava Estrella de Andrés Eloy


La octava estrella del poeta Andrés Eloy Blanco, quien estuvo de Ciudad Bolívar en 1927, no era la que Bolívar decretó en noviembre de 1817, sino la guayanesa de diecisiete años que estremeció su corazón, Aimée Battistini, …”yo vi como el río se iba poniendo encinta de las estrellas / hundí mis manos locas hacia ella / y vi que la estrella estaba arriba” Aimée, que como el Ruiseñor de Suecia, pudo haber nacido en una caja de acuarela, había  nacido en una caja de oro en el Callao.


domingo, 19 de noviembre de 2017

Vargas Vila y Andrés Mata en Angostura



José Maria Vargas Vila, escritor colombiano residió en 1887, junto con el poeta Andrés Mata, en la Casa del Congreso de Angostura. Allí ambos produjeron la publicación Cabos sueltos del Orinoco y bajo la arboleda de la Casa de San Isidro, Vargas Vila escribió su primera novela Aura o las violetas y Andrés Mata su primer poemario: Pentélicas, con el cual se asoma al modernismo e inauguró la nueva lírica venezolana. Lo prologa Vargas Vila, quien expresa: “la musa de Mata cae y no se enloda; peca y no se envilece. Es como la Helena de Virgilio: eternamente pura”.  También Andrés Mata en 1901 fundó el actual diario Universal de Caracas.

sábado, 18 de noviembre de 2017

Bolívar arrepentido por ejecución de Piar



El 16 de noviembre de 1828, luego de fracasado el atentado contra su persona como parte de una conspiración dirigida por el General Francisco de Paula Santander para desplazarlo de la Presidencia de Colombia, Bolívar expresó arrepentimiento por la muerte de Piar, pues el Consejo de Estado había indultado a Santander conmutando su pena de muerte por el destierro.  Ya habían fusilado a catorce de los comprometidos, entre ellos, el Almirante José Prudencio Padilla, héroe de la Batalla Naval de Maracaibo.  

Esculturas de la Plaza bolívar




Las que rodean el bronce pedestre del Libertador, datan del siglo diecinueve.  La de Venezuela se colocó  al Sur.  Al noreste, la representativa de Bolivia; al Noroeste, la de Nueva Granada; Sureste, Perú y Suroeste, Ecuador. Estas esculturas alegóricas construidas en piedra de arco, fueron costeadas por el general Raimundo Fonseca y Juan María Maninat y representan a los países libertados por Bolívar. Fonseca fue Presidente del Estado Bolívar entre los años 1880-1886, asimismo senador y diputado. El Coloquio de mayo de 1978 con representantes de países caribeños sobre el rescate del Casco Histórico recomendó la erección de una estatua en representación de Panamá.


jueves, 16 de noviembre de 2017

Un Rapsoda perseguido por el Río


Alejandro Vargas estuvo durante su existencia vinculado o perseguido por el Río.  Cuando nació en La Capotera, hoy calle Peñalver, el Orinoco tapó por primera vez la Piedra del Medio.  Cuando se desbordó en el 43, arrasó con La Capotera que era una calle corta parecida a un costal de viaje abierto por las puntas.  Entonces  como damnificado fue a parar a la Calle de Los Culíes, hoy calle Las Mercedes, fuera del alcance pero cerca del Rió donde el Catire Carvajal,  tenía la curiara en la que salían a matar tigre por caseríos ribereños. En un noviembre lo sacudió  un  chubasco y si no lo sepultó lo hizo un mal día la  artritis que le paralizó tanto su voz de rapsoda como el rasgueo de su  guitarra inseparable.