viernes, 23 de febrero de 2018

La Ceiba de la Trinidad



Los negros esclavos que traían a Angostura los ponían en cuarentena debajo de una frondosa Ceiba del puerto de La Trinidad, antes de ser entregados a los compradores.  De ese tiempo es este canto y baile “El Papelón” (tipo guasón) rescatado por Fitzí Miranda:      “Mi amita chupa caña / mi amito bebe ron / y yo tengo un hermanito / que se roba el papelón / Los blancos usan zapatos / y chinelas con tacón / los negros manumisos / llevan pelao el talón / Suda el negro en el trapiche / para hacerle el amo el ron / escupiéndole a la caña / la saliva del rencor / Ceiba de la Trinidad / cuna de la rebelión / sombra de la libertad / grito de revolución”.(AF)

jueves, 22 de febrero de 2018

Un Caney era la Catedral de Ciudad Bolívar


En carta enviada al Papa por Monseñor Talavera se lamenta que “bajo un caney de azotea se adora al Creador, y las oraciones dulces y fervorosas escasean, y se oprimen por su calurosa y estrecha capacidad. Una plaza mal situada existe al lado de estas fábricas; en su primitivo estado, llena de peñascos, basuras y montes, pastando allí las bestias” .Ante tan penosa situación, Monseñor Talavera puso en juego todos los recursos de su influencia y dignidad para de una vez por todas concluir la Catedral. Logró recabar entre los fieles de una población de ocho mil almas, 19 mil pesos con los cuales la Catedral, sin la Torre, fue concluida y bendecida el 25 de marzo de 1841. (AF)


miércoles, 21 de febrero de 2018

El Faro giratorio de Guasina


El Faro giratorio de la deltana Isla Guasina, instalado por la Dictadura de Pérez Jiménez para vigilar a los presos políticos, adecos y comunistas,  allí internados, fue reinstalado, ya en democracia, como símbolo de represión, en el Fortín del Zamuro por el presidente edilicio Luis Felipe Pérez Flores,  pero no duró mucho porque manos misteriosas lo hicieron desaparecer.  Dicen que fue tirado al Orinoco como hicieron con los grillos del dictador Juan Vicente Gómez. (AF)


martes, 20 de febrero de 2018

Un Troll para recordar a Loefling


Pedro Loefling, primer expedicionario científico enterrado en América, exactamente en Guayana, al pie de un naranjo, era oriundo de la tierra de la Escandinavia. Allí en la orilla del Caroni, donde quedó para siempre fulminado por la fiebre, la CVG levantó un Parque con su nombre y, más tarde, Suecia, agradecida, envió a los niños de Ciudad Guayana un Troll de madera tallado por el escultor Karsten Brunlans, ubicado cerca del árbol de acero de Alejandro Otero en el Parque de la Navidad. (AF)


lunes, 19 de febrero de 2018

Un bichito sin ojos y con tenazas


Miguel Eduardo Sambrano Perdomo, nacido en Ciudad Bolívar el 20 de febrero de 1944, y a quien acompañé  para realizar trabajos médicos  de filantropía en zonas rurales, me contó del polvo domestico que suele acumularse en los rincones de la casa, debajo de la cama, la biblioteca o la cocina y en el que halló un bichito sin ojos y con unas mandíbulas en forma de tenazas causante de cierto tipo de alergia. Se trata de ácaros o parásitos arácnidos con cutícula parecida a la de su pariente la pulga.  De esos bichitos se conoce 200 familias y 1.700 especies, entre las cuales, Sambrano logró clasificar las relacionadas con procesos de alergias de diversas índoles como el asma, la rinitis, la otitis y la conjuntivitis, contra cuyas alergias elaboró una vacuna.(AF)

domingo, 18 de febrero de 2018

Mnemotecnia angostureña


Por problemas con su memoria sus vecinos le decían a Candelario que “andas más perdido que la avioneta de Ramella Vegas”.  En efecto, el vendedor de chatarra da la Laguna del Porvenir, tenía problema de memoria y para memorizar acostumbraba atarse un hilo en el dedo anular de su mano derecha, pero su mayor problema era  con algunos frutos y su vecina Clotilde le sugería: -Candelario, cuando vayas al  mercado y tengas ese problema con la Remolacha, por ejemplo, acuérdate del Remo del marino y  el hacha del leñador (AF)



sábado, 17 de febrero de 2018

Guayana pierde Trinidad



El 18 de febrero de1797, el Gobernador José María Chacón,  entregó a los ingleses la Isla de Trinidad sin pelear, apabullado por el número de navíos y soldados  que lo cercaron y por la cual la isla pasó a ser colonia inglesa.  Este, el último gobernador español de la Isla que  integrada a la Provincia de Guayana,  se embarcó para España el 30 de abril, donde fue juzgado por un Consejo de Guerra y condenado al exilio. (AF)