domingo, 25 de marzo de 2018

El Camarada José Díaz


Se hallaba preso en el cuartel de Policía el gran gurú del PCV en Ciudad Bolívar, José Díaz, junto con otros políticos de la Izquierda: Gregorio Naranjo Díaz, Fernando Marcovich, Teófilo Rodríguez, Francisco Cermeño, Cilio Montaño, Luis Alberto Grúber, Amín Inatti, Enrique Aristeguieta Héctor Roldán, Juan José Peraza y Claudio Chacón, cuando decidí visitarlo en mi condición de Diputado de la Asamblea Legislativa y me pidió José Díaz le llevara una hoja de segueta porque pensaban fugarse.  Les llevó lo pedido camuflado en el libro “La Madre” de Máximo Gorki, pero nunca cortaron los barrotes.  Prefirieron la huelga de hambre que les dio resultado. Por último, José Díaz extenuado por las diatribas internas en su campo político, entrará de lleno en la cría de ganado y   distribución del gas domestico con la empresa “Gas Angostura” establecida en sociedad con Francisco Álvarez Medina, dirigente de Copei.(AF)
             

sábado, 24 de marzo de 2018

Telurismo Narrativo en José Berti



Me tocó acompañar a la colega Olimpia Berti Unceín, ambos invitados, al andino pueblo de Tovar del Estado Mérida, para participar en una tertulia sobre el novelista José Berti, quien se radicó hasta su muerte en el Hato Cachimbo de su propiedad en el Alto Paragua,  Y allí escribió varias novelas ambientadas en la selva guayanesa.  Esa tertulia sirvió para dosificar el trabajo “Telurismo narrativo en José Berti” realizado por el Magister en letras latinoamericanas  Juan Ramón Suárez Zambrano.(AF)

La Forja Catalana de Angostura





El poeta José Sánchez Negrón me invitó y llevó junto con el Gobernador Diego Heredia Hernández al familiar Hato Santa Rosa de Nuevo Mundo para que apreciara los restos de una Forja Catalana fundada por los Capuchinos en el Siglo Dieciocho.  Lo que quiere decir que los gobernadores de la Colonia si bien sabían de la existencia del hierro o de la "piedra esmeril", que también aprovechaban como si fuese hierro, jamás calcularon o supieron de su magnitud.(AF)


martes, 20 de marzo de 2018

La fuga de Daniel Naranjo Díaz


La fuga del sindicalista y diputado del MIR, Daniel Naranjo Díaz, considerada como “espectacular” en tiempos del Gobernador Rafael Sanoja Valladares,  fue en parte obra mía que convencí a un policía urredista para que le prestase al diputado su uniforme.  Así lo cumplió y uniformado de Guardián del Orden Público, Daniel se convirtió en el fugitivo más buscado.  Días después, agradecido de mi ayuda, me mandó a buscar.  Era de noche y el auto donde iba, luego de varias vueltas, se estacionó en una vivienda del barrio Santa Fe  y tras un tiempo largo se presentó Naranjo junto con otros miristas, bien custodiado. Tengo tres opciones me dijo: exiliarme, padecer entre barrotes  o subir a la montaña.  Ninguna de las tres.  Se fue a la UCV a estudiar economía junto con la maestra Lía Rebolledo, su esposa. (AF)


viernes, 16 de marzo de 2018

La Madre de Teófilo Rodríguez



Meses después que Teófilo Rodríguez fue juzgado y encarcelado por el secuestro del avión de Avensa, la inconsolable Madre visitaba frecuentemente la Corresponsalía de El Nacional para pedirme redactara a su nombre cartas al Presidente Raúl Leoni suplicándole la libertad de su hijo.  Tantas cartas le envió la Madre que al fin el joven mirista fue puesto en libertad y cuando la buena nueva fue divulgada, la Madre, emocionada y agradecida, se presentó en la Corresponsalía con una gallina de regalo debajo del brazo.(AF)

jueves, 15 de marzo de 2018

La Reina del Semanario Juventud



Jeanne van der Dick, prima de Gustavo Rodríguez y Boris Planchar, había sido postulada por el Semanario Juventud para Reina de los Periodistas, y de ella estábamos enamorados platónicamente yo que le hice un reportaje en El Bolivarense, Enrique Aristeguieta, José Quiaragua y Abilio Quiaro y todos íbamos, con ella a mi lado, en  mi carro alemán Opel Record, cuando nos  estacionamos a echar gasolina en Bomba La Paragua.  En eso llegó Teresa y nos espantó impactando los tacones de sus zapatos contra los vidrios del Opel. (AF)

La imposible tumba de Juvenal


Al pintor bolivarense Omar Granado, director fundador de la desaparecida Escuela Armando Reverón, se lo llevó después la ULA para Mérida y de allá vino en septiembre de 87 y me dijo que lo acompañara a llevarle unas flores a su único hermano, Juvenal, muerto muy joven bajo las ruedas de un automóvil. Inútilmente consumimos toda la mañana tratando de localizar la tumba y ya frustrados le sugerí a Omar  depositara las flores sobre cualquier tumba en nombre de su hermano.  Así lo hizo y con los ojos húmedos recordó “Los Humos y las Voces” de José Sánchez Negrón que él le había ilustrado: “Demonios minerales, luego, / levantaron la muerte de negro acantilado / y digo muerte / porque en el fin, allí se niega / el horizonte /…” (AF)